Nuestras Recetas

Aperitivos
Arroces
Aves
Bebidas
Bocadillos
Caza
Cerdo
Conservas
Cordero
Enchiladas
Ensaimadas
Ensaladas
Fondus
Galletas
Ensaimadas
Helados
Huevos
Mantequillas
Panaderia
Pasta
Pescados
Postres
Salsas Calientes
Salsas Frias
Sopas Caldos
Tartas
Ternera
Varios
Verduras
 
 

Caldero

- Receta de

Pescado

en Recetas de Cocina



Receta de Caldero - Recetas de cocina

    Ingredientes de cuatro a seis personas:

  • 2 kilos de pescado. Si se reside cerca de la costa se podrá uno proveer de morralla (tipo variado de pescaditos de roca, idóneo para conseguir el caldo preceptivo para la cocción del arroz). También podemos recurrir a la gallina de mar o pescados similares, que aunque feos y poco aprovechables para otros usos, son fantásticos para el caldo. Si además de residir en la costa, lo hacemos en la costa murciana, entonces podremos emplear el mújol del Mar Menor, pescado blanco exquisito cuyo sabor no tiene nada que ver con el de su homónimo de otra procedencia. Aunque bien mirado, es una pena desperdiciar el mujol en elaborar el caldo, así que mejor lo hacemos con otro tipo de pescado y, de esa forma, ya tenemos para la cena un estupendo Mújol del Mar Menor que podremos preparar al horno. Pero me estoy yendo por las ramas. Estábamos con los ingredientes:
  • Ñoras: Al menos 1 ó 2 por persona. En mi opinión una ñora por persona es insuficiente, pero como el gusto que dan puede chocar a los paladares noveles, quizás sea recomendable para los que se inician en la elaboración del caldero emplear esta proporción para más adelante, ir aventurándose con sabores más fuertes.
  • Ajos: 1 cabeza de ajos (igual recomendación que con las ñoras).
  • 2 ó 3 tomates maduros,
  • Arroz de Calasparra, tantas raciones como comensales,
  • Aceite y sal.

Método: Hacer un caldo con el pescado. Mientras tanto, en una sartén, freír las ñoras, la cabeza de ajos y los tomates (si el oficiante es muy laborioso, o le hace ilusión, puede quitarles la piel y las semillas pero no es necesario, luego se verá el porqué). Una vez hecho el sofrito se maja bien majado, y se añade al puchero donde se está haciendo el caldo. Se cuece todo junto, al menos, diez minutos más, y se cuela (motivo por el que no merecía la pena pelar y despepitar los tomates). El caldo obtenido se pone en un caldero (esta vez sí que me estoy refiriendo al recipiente). El caldero es una especie de sartén muy honda que en vez de tener mango tiene dos asas. La proporción a emplear es de tres partes de caldo por cada parte de arroz que se vaya a emplear y, si acaso, alguna tacita más de caldo de propina Se pone en la lumbre y cuando alcanza el punto de ebullición se echa el arroz, se mantiene la cocción a fuego moderado, vigilando que no deje de hacer "chup, chup" y zarandeándolo, mediante las dos asas, de vez en cuando. En unos veinte minutos estará finalizado. El caldero no es un arroz seco, por lo que tiene que quedar ligeramente (sólo ligeramente) caldoso. Se puede tomar así, sin más, o acompañarlo como suele ser habitual con un alioli. Y los poco perseverantes o manazas (como yo) podemos sustituir el alioli por una mayonesa con ajo.

 

Caldero

- Receta de

Pescado

en Recetas de Cocina
 

RECETAS DE COCINA

Copyright © 2004 Unlimited Ideas S.L. Todos los derechos reservados. Condiciones de Uso.

 
ÿ